• Fluoruro: Residuo Tóxico, Parte 2

    Chimeneas Industriales

    Después de tantos años de escuchar que el fluoruro es una substancia indudablemente beneficiosa y necesaria para el cuerpo humano en su lucha contra la caries, ¿es esto siquiera verdad? Aunque existe evidencia de que la aplicación del fluoruro directamente en la superficie de los dientes puede tener como resultado una reducción a corto plazo de la caries, no existe ninguna evidencia firme de que beber agua fluorizada produzca los mismos resultados. El fluoruro causa fluorosis – manchas en la superficie de tus dientes.

    A pesar de su extendido uso en la sociedad occidental, muy pocas personas saben qué es exactamente y de donde viene.

    Pero a medida que el debate sobre el agua fluorizada se calienta en todo el planeta, la cruda realidad de su análisis revela una asombrosa verdad sobre el fluoruro.

    ¿Qué es el fluoruro?

    Si buscas fluoruro en internet encontrarás un impresionante número de sitios que afirman que el fluoruro es una substancia natural que se encuentra en tierra, aire y agua. Esto es cierto. Pero al igual que muchas substancias naturales, el fluoruro en grandes dosis puede ser mortal. Y se han comprobado efectos nocivos en huesos y riñones debidos a niveles moderados de exposición al fluoruro.

    Lo que ninguno de estos sitios te dirá es que el fluoruro añadido a nuestras aguas potables comunitarias – ácido fluoruro silícico – es en realidad un residuo tóxico industrial.

    En los años 40, los Estados Unidos se vieron afectados por una disminución en el abastecimiento de fluospar – fuente de fluoruro – que necesitaban para construir bombas atómicas. Los federales también tuvieron que incurrir en las reservas de fosfato de Florida para obtener uranio, produciendo grandes cantidades de residuos de fluoruro.

    Lo que ocurrió es que la política medioambiental que supuestamente protegía al ganado y a las cosechas de su exposición al fluoruro, obligó a los fabricantes de fertilizantes del estado rico en fosfato de Florida (y con nombre irónico) a filtrar el fluoruro. El ácido fluoruro silícico resultante (fluorosilicatos) extraído, proporcionó una fuente barata de fluoruro para el gobierno nacional.

    Pero con tanta producción, apareció el problema de qué hacer con todo el residuo tóxico filtrado.

    Puede que sea una coincidencia, pero la solución se encontró en casi el mismo instante en que ciertos investigadores descubrieron que las manchas marrones en los dientes de los habitantes de ciertas regiones eran causadas por el fluoruro natural contenido en el abastecimiento de agua local. Esta característica se conoce como fluorosis.

    H.V. Churchill, químico en jefe de la Aluminum Company of America llevó sus investigaciones más allá. Quería conocer los niveles de fluoruro que podrían causar las manchas marrones y los que dejarían el esmalte intacto. Lo que descubrió, por causalidad, es que los dientes con manchas eran más resistentes a la caries dental.

    Problema resuelto.

    Hoy en día, más del 70 por ciento de norteamericanos beben agua fluorizada, a la vez que enormes cantidades de fluorosilicatos son transportados por todo el país para ser añadidos a los abastecimientos de agua de nuestras ciudades y condados.

    Para saber más sobre quien se opone a la práctica de la fluorización del agua del grifo y por qué, léase Acabando con el Mito del Fluoruro, Parte 3.

 


Aprenda cómo Curar y Prevenir la Caries Dental

El Libro Cure La Caries Dental le enseñará cómo: comenzar a sanar sus caries naturalmente hoy mismo.Imagine la vida sin taladrar, rellenar ni pagar. Comprar Ahora


0 comments
Descargo de responsabilidad:: Este material ha sido creado únicamente para propósitos educativos. El autor y el editor no se dedican a dar consejos médicos / dentales o servicios. El autor y editor proporcionar esta información, y el lector lo acepta, en el entendimiento de que todo hecho o intentado, como resultado de la lectura de este libro, o sitio web está en riesgo su propia. El autor y el editor tendrá ninguna responsabilidad ni la responsabilidad de cualquier persona o entidad con respecto a cualquier pérdida, daño o perjuicio causado o presuntamente causado directa o indirectamente por la información contenida en este libro o página web.

Copyright: © Ramiel Nagel, 2010, 2011. Todos los derechos reservados. Es ilegal duplicar el contenido de este sitio web sin el permiso del autor. Por favor, enlace a la web para ayudar a difundir la buena palabra.

Trademark: Cure Tooth Decay™

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD