• Empalagosamente Dulce, Parte 3: La Sacarina

    Botellas de sacarina hacia 1900

    Si eres un lector habitual de este sitio o, todavía mejor, si ya has leído el libro de Ramiel Nagel, Cure la Caries Dental, ya sabrás que el azúcar refinada es mala para tus dientes, no porque se “pega” a ellos como la odontología convencional te ha hecho creer, sino por los cambios en la química de la sangre.

    Mucha gente, erróneamente, se pasa a los edulcorantes artificiales u otros substitutos del azúcar, ya sea como prevención de la caries o para perder peso.

    Los edulcorantes artificiales como la sacarina, la sucralosa o el aspartamo no son seguros para la salud.

    Algunos pueden ser peores que otros. Sus defensores, ahora alegan que la sacarina es la más segura de los tres – a pesar de su polémica historia.

    La sacarina fue descubierta por primera vez en 1878 por el químico Constantin Fahlberg, en la Universidad de Johns Hopkins, mientras analizaba los componentes químicos del alquitrán. Más tarde, estando en su casa, sin darse cuenta se chupó la mano, que tenia residuos de ácido anhidroortosulfaminebenzoico. Tenía un sabor increíblemente dulce. Con el tiempo lo patentó y lo llamó sacarina, por la palabra Saccharine, que significa parecido al azúcar.

    Los científicos aún no están seguros de POR QUÉ la sulfamida benzoica o sacarina es tan dulce. Tan dulce como de 200 a 700 veces más dulce que el azúcar de mesa.

    En cuanto a la polémica de los últimos 134 años, tan temprano como en el 1907 el gobierno de los Estados Unidos ya estaba investigando la sacarina. Sus primeros oponentes la veían como algo malo porque era una alternativa más económica al más apreciado azúcar y se catalogó como “adulterada” por la agencia de Decisiones e Inspecciones de Alimentos mediante la ley de Comidas y Medicamentos Puros de 1911. Hasta el presidente Theodore Roosevelt se vio envuelto en la refriega, defendiendo con pasión la sacarina, que le encantaba. En 1912 fue declarada inocua.

    La sacarina se usó al principio de manera muy generalizada, al escasear el azúcar durante la Primera Guerra Mundial.

    Adquirió un gran empuje con la aparición de la moda de ponerse a dieta de los años 60 y 70.

    La Administración de Alimentos y Medicamentos de los E.E.U.U. propuso su prohibición por primera vez en 1977, basándose en una investigación canadiense en la que se afirmaba que las ratas de laboratorio que consumían sacarina desarrollaban cáncer de vejiga. La prohibición se suspendió tras las protestas de la comunidad diabética, y con el tiempo fue retirada y sustituida por una etiqueta de advertencia.

    Los ataques contra la precisión de los resultados iniciales del estudio del cáncer de vejiga se hicieron más fuertes, por lo que el gobierno retiró el requisito de advertencia en el 2000 y eliminó el producto de la lista de posibles cancerígenos.

    No obstante, Nagel dice que “existe gran preocupación y vasta evidencia en relación con los peligros de los edulcorantes artificiales” y recomienda echar un vistazo a http://www.sugarshockblog.com.

    Además de los sobrecitos de Sweet-N-Low, la sacarina es ampliamente utilizada en la elaboración de toda clase de alimentos procesados.

    La sacarina no es un sustituto seguro del azúcar, si tienes caries, al haber estado relacionada con el cáncer de vejiga. Nagel recomienda únicamente el consumo de edulcorantes naturales con moderación, o tomarse un descanso de los edulcorantes para remineralizar rápidamente las caries.

    También se encuentra en casi todas las marcas comerciales de pastas de dientes; que además contienen fluoruro tóxico, sílice hidratada, dióxido de titanio, glicerina y laurilsulfato sódico – substancias todas ellas que Nagel recomienda evitar. En Cure la Caries Dental, Nagel aconseja los limpiadores naturales de la tienda holística dental.

    En nuestro siguiente capítulo de la Serie Empalagosamente Dulce, veremos el aspartamo, más conocido como Nutrasweet.

 


Aprenda cómo Curar y Prevenir la Caries Dental

El Libro Cure La Caries Dental le enseñará cómo: comenzar a sanar sus caries naturalmente hoy mismo.Imagine la vida sin taladrar, rellenar ni pagar. Comprar Ahora


0 comments
Descargo de responsabilidad:: Este material ha sido creado únicamente para propósitos educativos. El autor y el editor no se dedican a dar consejos médicos / dentales o servicios. El autor y editor proporcionar esta información, y el lector lo acepta, en el entendimiento de que todo hecho o intentado, como resultado de la lectura de este libro, o sitio web está en riesgo su propia. El autor y el editor tendrá ninguna responsabilidad ni la responsabilidad de cualquier persona o entidad con respecto a cualquier pérdida, daño o perjuicio causado o presuntamente causado directa o indirectamente por la información contenida en este libro o página web.

Copyright: © Ramiel Nagel, 2010, 2011. Todos los derechos reservados. Es ilegal duplicar el contenido de este sitio web sin el permiso del autor. Por favor, enlace a la web para ayudar a difundir la buena palabra.

Trademark: Cure Tooth Decay™

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD